Alamo, Ver.- La acumulación de cacharros favorece la acumulación de agua y sólo es necesaria una pequeña cantidad de la misma para que los insectos portadores de enfermedades como el dengue, zika y chikungunya puedan establecer sus criaderos.

Es por ello que la comisión encargada de Salud Pública y de Ecología y Medio Ambiente deben regular a las vulcanizadoras instaladas sobre el centro de la ciudad, donde es común ver la acumulación de neumáticos a la intemperie, los cuales se convierten fácilmente en un lugar idóneo para la proliferación de zancudos.

Por Alberto Lee

Más en impreso…

¿Usted qué opina?: