Álamo, Ver.- Comerciantes que se dedican a la venta de cárnicos en la ciudad solicitan una regulación sanitaria en los negocios ambulantes del mercado dominical, en los que se vende carne de dudosa procedencia que, aseguran, no proviene de rastros certificados sino de matanza de traspatio, lo que genera un riesgo para la salud de las personas.

Por Alberto Lee

Más en impreso…

¿Usted qué opina?: