Mujeres y niños son las principales víctimas

Ciudad del Vaticano.- Decenas de personas son víctimas de armas químicas en Siria, denunció el papa Francisco al terminar su bendición dominical en El Vaticano y llamó a orar para reencauzar el camino de los políticos y militares responsables.

“Llegan desde Siria noticias terribles, de bombardeos con decenas de víctimas de las cuales muchas son mujeres y niños. Noticias de tantas personas afectadas por los efectos de sustancias químicas contenidas en las bombas”, lamentó.

Enfatizó que “no hay una guerra buena o mala, y nada puede justificar tales instrumentos que exterminan a personas y poblaciones indefensas”.

“Oremos para que los políticos responsables y los líderes militares elijan otro camino: el de las negociaciones, el único que puede traer la paz”, dijo desde la plaza de San Pedro.

¿Usted qué opina?: