Ciudad de México.- Con el asesinato de Juan Carlos Andrade Magaña, el alcalde con licencia de Jilotlán de los Dolores que buscaba su reelección, suman ya 73 presidentes municipales ejecutados durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

La violencia hacia los ediles, en funciones o electos, casi se ha duplicado, de acuerdo con las cifras de la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC) que revelan que en la administración pasada fueron asesinados sólo 47.

Más en impreso…

¿Usted qué opina?: