Washington, D.C.- Los gobernadores de Nueva York, Andrew Cuomo, y de Illinois, JB Pritzker, rechazaron hoy el anuncio del presidente Donald Trump de desplegar al ejército en los estados y ciudades frente a las intensas protestas por la muerte de George Floyd.

Esta tarde en la Casa Blanca, Trump dijo que recomendó a todos los gobernadores desplegar a la Guardia Nacional, y advirtió que, si las ciudades o estados “se niegan a tomar las acciones necesarias” frente a los disturbios, desplegará a las Fuerzas Armadas y resolverá “rápidamente el problema”.

El presidente refrendó su postura coercitiva después de que en los últimos días se han suscitado intensas protestas por la muerte del afroamericano George Floyd en manos de la policía, de las cuales muchas han terminado en enfrentamientos entre oficiales y manifestantes, así como en saqueos.

Además, refrendó su condena a Antifa, una organización antifascista y de izquierda, a la cual el presidente no ha dudado en asociar con la “planeación” de los disturbios.

Trump condenó que los monumentos de la capital fueran vandalizados a modo de protesta, así como la muerte de un oficial federal en California el 30 de mayo, sobre la cual aún no se ha determinado si está relacionada con las protestas.

“Estos no son actos de protesta pacífica, son de terror doméstico, la destrucción de vida inocente y a la propiedad. Creación no destrucción, seguridad no anarquía. Justicia, no caos. Es nuestra misión y tendremos éxito. Nuestro país siempre gana”, advirtió Trump.

El gobernador de Nueva York dijo “gracias, pero no, gracias”, en una entrevista a CNN, posterior a la declaración de Trump. Cuomo dijo que las personas “destructivas” son una pequeña minoría de los manifestantes.

“El saqueo, la actividad criminal, son intolerables, y desde el punto de vista de la aplicación de la ley hay que eliminarlos, pero están mezclados con manifestantes”, expresó Cuomo, y criticó que “lo que hizo el presidente hoy fue llamar al ejército estadounidense contra los ciudadanos estadounidenses”.

Cuomo dijo que el presidente busca recrear “la realidad” en Nueva York y que observó las protestas de hoy en dicha capital. “Eran jóvenes, en gran parte una multitud blanca, que se ofenden porque vieron el asesinato de Floyd y eso es lo que debería ser”.

Por su parte, el gobernador de Illinois dijo a CNN que el presidente Trump ha creado un momento incendiario y rechazó enérgicamente “que el gobierno federal pueda enviar tropas al estado”.

“Quiere cambiar el tema de su fracaso sobre el coronavirus, un fracaso miserable y ahora está viendo un momento en que hay disturbios debido a la injusticia que se hizo contra George Floyd. Ahora quiere crear otro tema y algo donde pueda ser la ley y presidente del orden”, dijo Pritzker.

El gobernador criticó la respuesta del presidente ante la protesta fuera de la Casa Blanca este lunes, cuando la policía roció con gas lacrimógeno a manifestantes pacíficos y defendió el derecho de las personas a reunirse ahí.

“Comenzaron a empujar a los manifestantes, arrojando botes de gases lacrimógenos. Esta no es la forma en que nos comportamos en Estados Unidos. Nuestras fuerzas del orden público están en las calles tratando de proteger a las personas”, expresó Pritzker.

TE RECOMENDAMOS LEER:

“Pizzagate” y la teoría de pedofilia son el centro de atención gracias a Anonymous