Ciudad de México.-No arrancó bien el 2019 para los políticos, ya que se tiño de rojo con las muertes violentas de funcionarios públicos además del saldo que ya se traía arrastrando del mes de diciembre lo que pone como punto pendiente estos hechos en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Suman ya 11 víctimas en su mayoría, autoridades electas como alcaldes y regidores, esto tan solo en el periodo desde que inició su mandato, además de los más de 520 que se traían de todo el 2018.

No es una cifra record, son los primeros días, pero ya con el hecho de que quiten la vida a un ciudadano es lastimoso y más si se trata de crímenes políticos, porque indica que la descomposición social ha tocado ya todos los estratos y al menos en estos primeros 30 días se puede considerar que 11 políticos asesinados no pintan nada bien para esta administración.

¿Usted qué opina?: