Ciudad de México.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador dejó claro que no intervendrá en el caso de Karime Macías, esto luego de que un juez le otorgara una suspensión provisional para frenar la extradición inmediata de la ex primera dama de Veracruz, acusada de desviar dinero del erario del DIF durante el sexenio de Javier Duarte de Ochoa.

“Es un asunto que tiene que ver con la Fiscalía y con los jueces y que se sepa que ya no es como antes, que el poder de los poderes era el Ejecutivo. Yo no estoy fabricando –como era antes– delitos a los adversarios o a los que ya no le servían al régimen, eso no lo hago y tampoco soy tapadera”, comentó durante la conferencia de prensa de este viernes.

“En el caso de Veracruz, se usó mucho este asunto, y era realmente lamentable que se iba un gobernador corrupto y llegara otro igual o peor, es hasta ahora que Veracruz tiene un gobernador honesto, Cuitláhuac (García Jiménez), porque los anteriores daban miedo, no se podía uno acercar a ellos porque se corría el riesgo de perder la cartera, pero eso no se decía”, indicó el mandatario.

López Obrador hizo hincapié en que ha visitado más de una vez los 212 municipios de Veracruz y recordó que en tiempos de elecciones siempre se encontraba tráileres con láminas de zinc que se repartían entre la población más pobre con el fin de ganar votos, incluso se hacían encuestas y todo estaba controlado “los medios, bien apergollados, subvencionados”.

TE RECOMENDAMOS LEER:

Juez frena extradición inmediata de Karime Macías