Álamo, Ver.- Personal de la Cruz Roja local dio a conocer que a pesar de las recomendaciones efectuadas por las autoridades, durante estas fechas se atendieron al menos 7 lesionados por explosivos, quienes sufrieron quemaduras en sus extremidades.

De los siete heridos, tres de ellos fueron menores de edad que manipulaban fuegos artificiales sin el debido cuidado, pues la ciudadanía no atendió las advertencias emitidas de Protección Civil sobre no permitir que los niños jugaran con los artefactos explosivos.

La mayoría de estas lesiones fueron superficiales y no ponían en riesgo las extremidades de los afectados, aunque algunos de ellos sufrieron el estallido de los cuetes en el rostro, por lo que el personal de la Cruz Roja recomienda a los padres evitar que los niños manipulen estos materiales.

Por Alberto Lee