Poza Rica, Ver.- Desde este jueves el Hospital Regional de Petróleos Mexicanos (Pemex) está trabajando con su mínima capacidad de ocupación, están adelantando dadas de alta de pacientes por cirugías y se adecuará la unidad de rehabilitación para que sea una zona exclusiva para pacientes con síntomas que hagan sospechar de coronavirus.

Hasta el momento el hospital sigue en operación pero con restricciones desde el acceso, el servicio se mantiene exclusivo para trabajadores petroleros y sus familias, pero no se descarta que en caso de que la Secretaría de Salud lo requiere se pueda abrir a la población.

Mientras que la unidad de rehabilitación se está adecuando y equipando para que en caso de ser necesario se utilice como un área especial para personas que acudan y presenten síntomas que podrían relacionarse con el coronavirus.

Personal del hospital estará trabajando con periodos de suspensión de actividades y acudirá únicamente el cincuenta por ciento en cada una de las áreas y se estarán rolando en periodos durante  el tiendo en que se mantenga la contingencia sanitaria.

Ante la reducción de personal diariamente laborando en dicho hospital se han tomado algunas restricciones en servicios como ultrasonidos, placas de RX y tomografías que no sean de urgencia.

Tampoco se realizarán estudios de laboratorios ni terapias de rehabilitación que no se requieran por urgencias; mientras que se están dando de alta a pacientes en recuperación de cirugías y mujeres que hayan dado a luz y que pueden seguir su recuperación en casa.

El objetivo de estas medidas es mantener al hospital en su mínima capacidad de personas, áreas despejadas y no exponerse a contagios del coronavirus.

Esta medida de suspensión de labores se está aplicando en todas las áreas, desde médicos, enfermeras, asistentes, personal de mantenimiento, vigilancia, domésticos y personal de cocina.

Por Misael Olmedo Sifuentes