Xalapa, Ver.- La austeridad entró de lleno a Veracruz al comenzar 2019 con la entrada en vigor de la ley que pone fin a los excesos faraónicos de los funcionarios de anteriores administraciones. De ahora en adelante queda prohibido cubrir con recursos públicos haberes de retiro o regímenes especiales de jubilación o pensión, así como la contratación de seguros privados de gastos médicos, de vida o de separación individualizada o colectiva para beneficio de cualquier servidor público, con excepción de aquellos necesarios por corresponder a una función de alto riesgo.

Asimismo, las nuevas normas desechan que en el ejercicio fiscal se creen otras plazas que no sean autorizadas explícitamente en el Presupuesto de Egresos del Estado. Tampoco se asignarán previsiones extras que tengan ese objetivo. Cada uno de los empleos que mantenga el gobierno deberá justificarse con labores que aporten un valor a la economía.

De esa manera, los recursos que se ahorren con las medidas anteriores permitirán canalizar fondos a los proyectos prioritarios que demanda la población, así como los programas sociales destinados a los sectores más necesitados.

¿Usted qué opina?: