Ciudad de México.- Aeroméxico inició un procedimiento voluntario para reestructurar sus finanzas bajo el proceso del Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos, a fin de hacer frente a la crisis provocada por la pandemia de COVID-19. Este proceso legal no interrumpirá las operaciones de la aerolínea.

A través de un comunicado la empresa anunció que todos los boletos, reservaciones, vauchers electrónicos y puntos Club Premier siguen siendo válidos y están disponibles para su uso.

El Capítulo 11 es un proceso legal de uso común que permite a las empresas reestructurarse financiera y operativamente en un entorno supervisado por el tribunal, mientras continúan operando.

“Muchas aerolíneas líderes a nivel mundial han utilizado el proceso del Capítulo 11 para fortalecer su situación financiera, y siguen siendo empresas sólidas que prestan servicios a pasajeros en todo el mundo en la actualidad. Eso es lo que pretendemos hacer, y la capacidad de continuar sirviendo a nuestros clientes sin ninguna interrupción, es la razón por la que tomamos esta importante decisión”, dio a conocer la empresa.

Así mismo mencionó que con el proceso de reestructura fortalecerán su posición financiera e incrementarán su liquidez, creando una plataforma sustentable que les permita transitar con éxito la actual incertidumbre económica global.

Es de mencionar que este martes las acciones de Aeroméxico cerraron en 5.82 pesos, con una baja de 0.51 % en comparación con este lunes. El viernes registró su precio mínimo histórico.  La firma anunció que aprobó un apoyo financiero por 100 millones de dólares de parte de Aimia.

TE RECOMENDAMOS LEER:

Banco Ahorro Famsa dejará de operar y comenzará liquidación de sus clientes