Cuautla, Morelos.- El presidente Andrés Manuel López Obrador, realizará una consulta popular para aprobar o rechazar la obra de construcción de la termoeléctrica.

Mientras algunos gritaban “¡agua sí, termo no!”, el presidente dijo que se preguntará a la sociedad en general porque “yo no soy corrupto ni autoritario”.

Dijo que para generar confianza entre la población, se consultará un organismo internacional e incluso a la Organización de las Naciones Unidas para que certifique que el agua no se va a contaminar, ni se pondrá en riesgo de agotarse.