San Juan Evangelista.- Pactos “oscuros” del alcalde Andrés Valencia Ríos han propiciado que la ola de violencia y total inseguridad, haga presa a este municipio.

Prácticamente, el hoy presidente municipal desde su campaña abrió la puerta a la delincuencia, a la que lejos de combatir, incrustó en la corporación municipal de seguridad.

El hecho más reciente que evidencia esta situación, es la detención este fin de semana del primer comandante de la Policía Municipal, Raúl Ricaño, quien es señalado por los delitos de desaparición forzada de personas y de quien el alcalde conocía muy bien su “negro historial”.

En 2015 Ricaño fue elemento de la Secretaría de Seguridad Pública y se le relaciona de haber participado en el operativo “Blindaje Coatzacoalcos”, con el que al menos 11 personas fueron desaparecidas por elementos policiales en la zona sur.

Sin importar la investigación que había abierto la Fiscalía en su contra, y a los antecedentes que tenía en otras entidades de la República, a la fecha el detenido había ingresado a la Policía Municipal de San Juan Evangelista, en donde asumió el mando, avalado por el presidente Andrés Valencia Ríos.

El ataque perpetrado en su contra en 2018, las agresiones a la comandancia de la Policía y el palacio municipal y el asesinato del anterior comandante de la Policía, no son casualidad y ha trascendido que son consecuencia del incumplimiento de los acuerdos signados por el alcalde y los grupos delincuenciales en la zona.

Lo peor del caso es que quienes están pagando por estas acciones “gangsteriles” de la primera autoridad, son los propios ciudadanos, que viven en la completa incertidumbre y temerosos de que en cualquier momento sean víctimas de delitos, o queden en medio de algún fuego cruzado con consecuencias funestas.

Hacen un llamado al gobierno estatal, a la Fiscalía, así como al mismo Congreso, para que se abra una investigación y se aplique el peso de la ley en contra de este pésimo servidor público, que sólo ha traído dolor y ruina a los habitantes de San Juan Evangelista.