Álamo, Ver.-  A pesar de la inconformidad de los habitantes, se iniciaron las demoliciones para el supuesto proyecto de urbanización.

El gobierno municipal encabezado por Jorge Vera Hernández ha iniciado con la demolición de algunos edificios que obstruyen el ambicioso proyecto del alcalde, el cual le dejará jugosas ganancias, afectando a cientos de familias que viven del comercio local.

Todo esto tiene como trasfondo la construcción de la tienda Chedraui en los terrenos de la feria.

A pesar de la oposición de los comerciantes del mercado, profesores de la zona 041, personal sindicalizado al servicio del municipio y varios sectores de la población civil, Jorge Vera ha ordenado la demolición de los locales que se encontraban en el terreno del edificio de Protección Civil, dejando desde hace dos semanas los escombros que afectan el tránsito seguro de la ciudadanía sobre dicha área.

Ahora, el munícipe también ha ordenado el desalojo de las oficinas que ocupaban la Delegación de Tránsito para iniciar con su destrucción de un momento a otro, tal como sucedió con los mencionados locales, que fueron demolidos sospechosamente durante la noche y sin previo aviso.

Siendo este miércoles cuando algunos ingenieros iniciaron con las mediciones de los terrenos de la feria, que presuntamente Vera Hernández donó a los dueños de Chedraui, pero que se sabe vendió en más de 90 millones de pesos; por lo que la ciudadanía se encuentra expectante de los movimientos ilícitos que el tres veces alcalde de este municipio realice en beneficio propio, previendo desalojos arbitrarios de parte de las autoridades y la demolición de otros edificios que interfieran con este ambicioso proyecto.

Por Alberto Lee