Astacinga, Ver.- A casi dos meses de sufrir un atentado, el presidente municipal de este lugar se reincorpora a sus actividades.

El pasado 4 de febrero, el alcalde de Astacinga, Antonio Ramírez Itehua, sufrió un atentado que casi le arrebata la vida, y ahora se ha reincorporando a sus labores de manera normal en el Ayuntamiento, confirmaron fuentes oficiales, aunque los primeros días sólo estaba acudiendo por horas.

El funcionario municipal señaló que desde su hogar siempre estuvo muy al pendiente de las decisiones del cabildo, “seguí trabajando, aunque estuve un poco delicado, pero me mantuve en contacto con mi equipo porque me preocupaba la programación que ya realizamos, y también con algunas personas que todavía no deciden como las obras se van a realizar”.

Puntualizó que al momento ya se encuentra listo para afrontar los retos que conlleva la administración pública municipal, aunque admitió que todavía tiene que guardar cierto reposo para su buena recuperación.

Respecto a si contratará seguridad privada, no lo confirmó pero tampoco lo negó, por lo que podría traer las escoltas con ayuda de la SSP.

Por José Vicente Osorio Vargas