Agua Dulce, Ver.- En presunto comunicado conjunto de los alcaldes emanados de Morena en el sur de Veracruz se expuso ante la opinión pública la exigencia de que el fiscal general del estado de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, renuncie a su cargo de forma inmediata, “considerando que los actos de violencia, los delitos de alto impacto, los del fuero común, así como la inseguridad en el estado, tienen su origen en la nula y en ocasiones elitista procuración de justicia que existe en la entidad”.

El texto que llegó a la prensa por medio de WhatsApp no se encuentra firmado y carece de logotipos oficiales, además de que tampoco fue publicado -hasta horas de la tarde- en ninguna de las páginas oficiales de los ayuntamientos de Coatzacoalcos, Moloacán, Minatitlán o Agua Dulce, lo cual causó confusión al no tratarse de un comunicado oficial.

A Winckler Ortiz se le reclama la instalación de fiscalías en varios municipios, por lo que el texto decía que “los ediles Víctor Carranza Rosado, Nicolás Reyes Álvarez, Lucas Martínez Torres, Sergio Guzmán Ricárdez y Victoria Rasgado Pérez, afirmamos que durante la gestión de Winckler Ortiz como responsable de la procuración de justicia, ha sido nula la respuesta a las peticiones de reinstalar las fiscalías en los municipios, considerando que la reducción de estas oficinas representaba un ahorro para la dependencia que él representa”.

En el documento se señala también que el ahorro de recursos no se ha reflejado en mejorías para la ciudadanía, toda vez que muchos delitos no se denuncian por falta de oficinas —como en Jáltipan, Moloacán y Agua Dulce—, además de la corrupción que impera en las subunidades de la FGE, donde los denunciantes tienen que aportar recursos para ser atendidos, pues las oficinas carecen incluso de material de papelería.

“No es secreto que las policías ministeriales no cuentan con los recursos necesarios para realizar las labores correspondientes”, expresa textualmente el comunicado, finalizando que, “es penoso enumerar la cantidad de desaciertos y actos de corrupción en los que se ha involucrado Winckler Ortiz, de tal manera que nuestra exigencia espera tener pronto eco en las autoridades correspondientes para que el fiscal abandone el cargo, por dignidad y por respeto a las víctimas, pero sobre todo porque sus resultados y su forma de trabajar no coinciden con el cambio que demandamos los veracruzanos”.

¿Usted qué opina?: