Nueva York, EE. UU.- Este domingo inician las redadas masivas para capturar y deportar a los migrantes en al menos 10 ciudades de Estados Unidos, por lo que algunos alcaldes anunciaron que protegerán a sus residentes independientemente de la política migratoria del presidente Donald Trump.

En Nueva York, por ejemplo, el alcalde Bill de Blasio ordenó abrir una línea telefónica para que cualquiera pueda solicitar ayuda de manera confidencial, sin importar su estatus migratorio.

TE RECOMENDAMOS:  https://www.vanguardiaveracruz.mx/consulados-de-mexico-empiezan-a-difundir-derechos-de-migrantes/

San Francisco ha sido desde siempre una ciudad santuario para los extranjeros que llegan de forma ilegal y la alcaldesa London Breed se pronunció por establecer un número telefónico para reportar las redadas y advertir a los migrantes. Algo parecido implementó Atlanta, cuya alcaldesa Keisha Lance Bottoms bautizó a la línea como de la Alianza Latina de Georgia.

“No apoyo las redadas contra inocentes que han venido a este país para escapar de la violencia o para construir una vida mejor para sus familias”, expresó tajantemente el alcalde de Houston, Silvestre Turner.

En Oakland y San José (California) ofrecieron una Red de Respuesta Rápida a los migrantes. Mientras que en Denver y Los Ángeles, los alcaldes Michael Hancock y Eric Garcetti anticiparon que no asistirán a los agentes de Migración para las redadas.