Poza Rica, Ver.- La red social Facebook se ha convertido en una de las herramientas digitales más empleadas en la actualidad, en la que miles de personas comparten libremente cantidades inimaginables de información personal, la cual puede ser utilizada de manera no apropiada por terceros al no tener cuidado con los aspectos mínimos de seguridad, poniendo en riesgo a las personas no sólo en el plano virtual, sino que puede facilitar la comisión de delitos.

A través de esta plataforma, usuarios han alertado de la presencia de un posible pedófilo que, a través de posiblemente cuentas ficticias, gusta de compartir las imágenes de niñas obtenidas de los perfiles de sus padres o familiares, acompañando las fotografías con textos como “mis lindas niñas”.

Algunos usuarios han alertado a los propietarios de las imágenes acerca de las acciones de la persona identificada como Ezequiel de los A. P. O. o Ezequiel de los A. P.O.R., quien a través de al menos cinco cuentas distintas se dedica a difundir fotos de menores y sus madres.

Al hacer una revisión de las imágenes hasta sus fuentes originales, el común denominador es que se trata de perfiles públicos, es decir, sus propietarios no aplican ningún tipo de candado de seguridad ya establecidos en la red para evitar que personas ajenas o desconocidos tengan acceso a su información.

De esta forma, el presunto pedófilo puede conocer los pormenores de estas personas. Aunque el hecho de compartir estas imágenes es lo que más llama la atención, cabe hacer énfasis en que un tercero ha tenido acceso a datos íntimos de las personas, poniéndolas en un alto riesgo por la vulnerabilidad de su seguridad digital.

Las recomendaciones acerca de lo que no se debe publicar en redes sociales, previenen respecto a compartir fotos de menores con su uniforme escolar, con la casa de fondo, a la hora del baño, cuando tengan poca ropa o que aparezcan las placas del vehículo familiar.

Es recomendable que quienes cuenten con un perfil en la red social, acepten las solicitudes de amistad únicamente de aquellos contactos que se conozcan de manera personal, y la aplicación de candados, así como hacer selectivas las publicaciones para determinado círculo social.

La Secretaría de Seguridad Pública cuenta con la Unidad de Policía Científica, encargada de prevenir delitos de carácter cibernético, entre los cuales destacan el sexting, sextorsión, fraude electrónico, hackeo de redes, pornografía infantil, phising, cyberbullying y ramsomware, entre otros, pero la única manera de contactarlos es a través de una llamada telefónica al C4, pese a que atiende denuncias de ilícitos cometidos a través de internet, no cuenta con un portal en la red para la denuncia.

Por Édgar Escamilla

¿Usted qué opina?:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.