La violencia de género y los feminicidios no han mermado pese a las alertas de género, según la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

Lo que falla es que falta una “fiscalización de esa alerta”, consideró la titular de la Conavim, Candelaria Ochoa Ávalos, quien acusó que “las fiscalías se lavan las manos para decir que no atienden casos de violencia, sino los centros de justicia y éstos tienen una doble carga de trabajo y además tienen poco personal”.

“Tenemos prácticamente el país en alerta de violencia de género, nada más nos falta uno que es Baja California Sur, todos los demás tienen alerta de violencia de género, si no solicitada, declarada”, añadió sobre la situación que prevalece en México.

“El gran problema es que los estados, cuando tienen alerta de género nos hacen un informe, el grupo interdisciplinario revisa ese informe y dice: ‘Bueno, esto sí se cumplió, esto no’…”, explicó la funcionaria.