Tantoyuca, Ver.- Tras haber sido amarrado y entregado a la Policía, Sotero ya fue puesto en libertad luego de que demostraran que este joven padece de sus facultades mentales.

Según la información recabada por los oficiales y testigos, este joven anda deambulando por las calles sin causar daños.

Al ser interrogado, dijo que sólo buscaba vivir en ese lugar y cuidar la casa, y que no iba a meterle lumbre, el prendió el fogón para hacerse de comer.

Aunque los dueños del predio manifestaron que eran dos las personas que allanaron el domicilio y que el otro se había fugado, no pusieron una denuncia formal.

Redes