Ciudad de México.- Los periodistas que cubrieron el ataque en Cuernavaca la semana pasada están recibiendo amenazas, de acuerdo con un comunicado de la organización Artículo 19 en el que menciona desde la aparición de mantas hasta llamadas de advertencia.

El 8 de mayo, un hombre de 22 años mató a tiros al líder sindical Jesús García Rodríguez y al dirigente de comerciantes Roberto Castrejón Calderón, justamente a unos metros de donde se realizaba una rueda de prensa con el secretario de Desarrollo Social de Morelos Gilberto Alcalá.

Al día siguiente, según Artículo 19, mensajes en cartulinas en las colonias Altavista y Tabachines amenazaron a quienes declararán “en contra de inocentes” y advertían que serían “trozados”, aviso que no exentaba a “los periodistas chismosos”.

Después de que un juez de control dictara prisión preventiva al presunto homicida, otras dos mantas aparecieron en los municipios de Cuernavaca y Temixco, aunque esta vez iban dirigidas sólo a los comunicadores: “Y a los reporteros y periodistas, fíjense en lo que hablan y a quien señalan porque van a empezar a rodar cabezas”.

También hubo llamadas telefónicas en las que afirmaban que había imágenes que acreditaban la presencia de ciertos reporteros en el momento del crimen, por lo que Artículo 19 pidió al gobierno tomar “medidas urgentes para que este riesgo no se materialice”.

La organización exigió que se indague sobre el origen de los mensajes amenazantes para dar con los responsables y sean sancionados; además, solicitó al Mecanismo federal de protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas que contacte a los presentes en la Plaza de Armas el día del ataque para que otorgue las medidas de protección a cada periodistas y sus familias.

¿Usted qué opina?: