A través de un memorándum, el presidente Andrés López Obrador dejó sin efecto la reforma educativa implementada por su antecesor Enrique Peña Nieto.

“Para dejar sin efectos las medidas que contempla la mal llamada Reforma Educativa, todo esto mientras en el Congreso se resuelve lo de la reforma a la Constitución y las leyes para garantizar la educación pública laica, pluricultural, gratuita y de calidad en todos los niveles escolares”, dio a conocer el mandatario a través de un videomensaje,

El mandatario recomienda la reinstalación de los maestros cesados, que los docentes encarcelados sean liberados e incluso una indemnización a las familias de los profesores que fallecieron durante el rechazo a la Reforma Educativa.