Ciudad de México.- El gobierno de México está avanzando en el trabajo de limpieza de la corrupción y la impunidad, dijo esta mañana el Presidente Andrés Manuel López Obrador, al tiempo que sacaba y ondeaba un pañuelo blanco, aunque reconoció que el tema de la seguridad sigue pendiente.

En la conferencia de prensa en Palacio Nacional, el mandatario comentó: “Miren, ahí está, pañuelito blanco. No hay corrupción ni impunidad tolerada arriba, es decir, en los niveles más altos del gobierno. Ya empezó a limpiarse el gobierno de corrupción de arriba para abajo, como se limpian las escaleras”.

Externó su preocupación por pacificar al país: “Me duele mucho. Todos los días el reporte de la mañana, cuando me entero, eso es fuerte y es un desafío. Faltan muchas cosas, el que bajemos la incidencia delictiva, que ese es un desafío, un propósito”.