Ciudad de México.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador es obediente a los protocolos de salud y, si es necesario, está dispuesto a hacerse la prueba del coronavirus antes del viaje que tiene planeado a Washington para reunirse con su par estadounidense Donald Trump.

“Si se lleva a cabo el viaje a Estados Unidos, voy a procurar ver en qué condiciones voy a salir, tengo que ir sano no solo por mí, sino para no afectar a nadie”, indicó el mandatario en la conferencia de prensa de este martes en Palacio Nacional.

Reconoció que debe actuar de manera responsable y por eso es “obediente” y se apega a las recomendaciones que se han extendido para evitar el contagio del virus SARS-CoV-2, tales como guardar la sana distancia con la gente con la que se reúne.

“Nos cuidamos, no tengo hasta ahora síntomas. Estoy bien afortunadamente, me duele mucho que se padezca por esta pandemia”, añadió López Obrador, a pesar de que pocas veces se le ve aceptando usar gel antibacterial y nunca ha utilizado cubrebocas.

Por su parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, ha admitido que el mandatario está dentro de los 100 contactos que tuvo el secretario de Hacienda Arturo Herrera, no obstante, descartó la necesidad de hacerle una prueba al Presidente.

“Hemos revisado con detenimiento que de las 70 personas que están en la lista inicial de contactos, el presidente es uno de los que están enlistados, pero no es alguien que esté en particular riesgo de ser contagiado. Lo que corresponde aquí, al igual que en la mayoría de los casos, es la vigilancia basada en síntomas”, indicó el subsecretario de salud.

TE RECOMENDAMOS LEER:

Visita a la Casa Blanca es por T-MEC, no por campaña de Trump: AMLO