Ciudad de México.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en que los amparos que frenan la construcción del aeropuerto en la base militar de Santa Lucía son parte de un sabotaje legal, no obstante, se mostró confiado en que la obra seguirá adelante.

En la conferencia de prensa se pronunció sobre el nuevo trámite judicial ganado por una asociación: “Es molesto, si acaso, tampoco mucho, no vayan a pensar que me mortifica. La verdad es un sabotaje legal. Es increíble, más de 80 amparos, cuántos se presentaron cuando querían hacer el negocio de construir en el lago de Texcoco”.

TE RECOMENDAMOS: https://www.vanguardiaveracruz.mx/juez-suspende-construccion-de-santa-lucia/

Ironizó la situación comentando que “se puso de moda” el “deporte nacional” de los amparos contra los proyectos del gobierno federal que encabeza. “Son tácticas dilatorias, chicanadas, para que no se haga o demorar la obra”, declaró.

Luego se dirigió a quienes están obstruyendo el aeropuerto: “Un llamado también ya a los que no pudieron hacer el negocio, entre comillas, que le bajen una rayita cuando menos. Están muy alterados. El dinero no es la vida, el dinero es el papá o la mamá del diablo”.