Tamaulipas.- Las medidas de higiene y prevención para evitar la propagación del COVID-19 ahora son más duras, tanto que en Tamaulipas se ha tomado la decisión de que supermercados y rodantes deberán cerrar los fines de semana, indicó la Secretaría de Salud de ese estado.

Esto forma parte de las Medidas del Plan Emergente para Disminuir Contagios y Defunciones por COVID-19, determinando que el próximo sábado 4 y el domingo 5 de julio las tiendas de autoservicio (supermercados y tiendas de mayoreo como Oxxo y Seven Eleven) deberán mantenerse cerradas.

Gloria de Jesús Molina Gamboa, encargada de la dependencia, dijo que esto también contempla el cierre de tianguis, pulgas y mercados ambulantes, como parte de estas acciones aplicadas en municipios como Tampico, Ciudad Madero, Altamira, Reynosa, Nuevo Laredo, Rio Bravo y Matamoros.

Siguiendo la misma línea que el gobierno federal, los únicos comercios que pueden abrir sus puertas al público son los que se consideran como esenciales.

A un mes de la denominada nueva normalidad, que comenzó el pasado 1 de junio, la reactivación económica inició en el estado de acuerdo al semáforo que se estableció a nivel federal, sin embargo, los casos de contagio han tenido un repunte considerable y acelerado.

De acuerdo con los datos oficiales del gobierno de Tamaulipas, hasta este martes se reportaron 6 mil 523 casos acumulados, de estos 3 mil 429 están activos y 426 han fallecido como consecuencia de este virus.

👇🏼👇🏼Te recomendamos leer:👇🏼👇🏼

Comienza cierre de negocios en el sur de Tamaulipas