Xalapa, Ver.- Este jueves, la contralora general del estado, Leslie Mónica Garibo Puga, decidió no atender a los medios de comunicación, y en lugar de eso corrió para evitar ser entrevistada.

 

En el Congreso el Estado se tuvo un evento en el salón Cristales, donde la funcionara llegó, ordenando de manera inmediata cerrar el acceso a los medios de comunicación. 

 

Indicó ser respetuosa y querer a las y los reporteros, pero en esta ocasión comentó que no podría dar entrevistas, pues tenía una agenda “apretadísima”. 

 

Cabe mencionar que mientras era seguida por los representantes de los medios de comunicación, Leslie Mónica Garibo caminó hacia el consultorio médico y salió por su ventana que da al estacionamiento. 

 

Al momento, la contralora no ha dado seguimiento a las denuncias por nepotismo entre el gobernador Cuitláhuac García y familiares colocados en puestos importantes dentro de la administración pública estatal. 

 

Por Ada Reyes