El titular obliga a empleados a firmar hojas en blanco

Poza Rica, Ver.- De forma arbitraria, Guillermo González Alamillo, jefe de la unidad operadora de la CAEV en Poza Rica, despide a 17 empleados de confianza, obligándolos a firmar hojas en blanco.

Molestos, trabajadores adscritos al área operativa y administrativa desde hace más de 20 años piden la intervención del director general Jorge Ladrón de Guevara Benítez.

Explicaron que su malestar se debe a que González Alamilla –con un antecedente por desvío de recursos por 350 mil pesos– tenga la confianza de la dependencia, aunque haya perdido la credibilidad de los empleados.

Lo grave del caso es que, aduciendo tener indicaciones del director general, presiona a los 17 trabajadores a que firmen una hoja en blanco en el que aceptan el despido, lo que violenta sus derechos.

“Guillermo González Alamillo no nos anuncia  ninguna liquidación, ni jubilación, simple y sencillamente nos pide que firmemos una hoja en blanco como despido voluntario, lo cual rechazamos”, denunciaron.

Recordaron que a consecuencia del desvío de recursos por 350 mil pesos que cometiera González Alamillo (anteriormente destituido de la CAEV), ahora como titular llega cometiendo arbitrarios despidos.

Esto abre la puerta a que pueda colocar a personas carentes del perfil profesional para la operación de las instalaciones así como del área administrativa, por ello solicitan la intervención del gobernador del estado.