Coatzintla, Ver.- Un verdadero peligro para los automovilistas y peatones se han convertido las carátulas del Arco de Bienvenida que fueron construidos a la altura de la colonia Adolfo López Mateos en Coatzintla.

Trozos desprendidos de concreto y mallas de alambre se pueden apreciar sobre el carril derecho con dirección hacia Coatzintla. Los deterioros que presenta esa obra podrían causar daños en los vehículos que circulan en ese tramo carretero, y hasta lesiones para las personas que caminan debajo de esas estructuras.

Pero además, por la indolencia de la alcaldesa Patricia Cruz Matheis, la construcción no ha recibido trabajos de mantenimiento, por lo que también algunas de las figuras ya están agrietadas, así como también las paredes que forman los cimientos presentan fisuras.

La obra deteriorada se encuentra sobre la carretera que delimita a Coatzintla con Poza Rica, justamente a un costado del cementerio municipal Santísima Trinidad.

El Arco de Bienvenida fue construido por el artista Teodoro Cano García en el año 2010 durante la administración de la ex presidente municipal priista, Yolanda Nayeli del Valle Toca.