Álamo, Ver.- Empleados de la empresa refresquera Pepsi-Cola fueron amagados con arma de fuego por un delincuente sobre el camino de terracería conocido como entronque Rancho Nuevo-Sombrerete. Aunque el sujeto los obligó a entregar la venta del día, por fortuna, ninguno de ellos resultó lesionado.

Mateo Cordero Rosalino, de 36 años, conducía el camión Mercedes Benz con número económico 580 de la ruta 206, con placas de circulación RF-76-507 del estado de Nuevo León y con rotulado de la empresa Pepsi-Cola.

El afectado informó a las autoridades que se trasladaba con su copiloto, Raúl Sifuentes Velasco –con domicilio en la localidad Estación Puerta Siete– y de pronto un individuo con el rostro cubierto salió de un área montosa con un arma de fuego y les detuvo.

Subiéndose del lado del copiloto y forzando al chofer a conducir hacia el ejido Úrsulo Galván, lo obligó a internarse en un naranjal, donde los esperaba un cómplice; los despojaron del dinero de la venta y después huyeron.

En cuanto tuvieron oportunidad notificaron lo sucedido al gerente de la empresa, Armando González Juárez, quien solicitó el apoyo policiaco y los trabajadores pudieron retornar a esta ciudad escoltados por una patrulla.

Por Alberto Lee

¿Usted qué opina?: