Torreón, Coah.- Los alumnos del prestigiado colegio Cervantes volvieron a clases este viernes, justo ocho días después de que un niño de 11 años llegara con dos pistolas, matara a su maestra, hiriera a 6 personas y se suicidara.

Un operativo de seguridad blindó el regreso con policías, con detectores de metal y mochilas transparentes, incluso hubo quienes llegaron con los libros y su lunch entre los brazos o en una  bolsa transparente.

👇👇TE RECOMENDAMOS LEER👇👇

Ligan con narco al padre del autor del tiroteo en Torreón

“Los alumnos deberán contar con dos lapiceras, una para uso en casa y otra para que permanezca en la escuela”, se lee en un comunicado dirigido a los padres de familia.

Por su parte, el director del plantel, Jaime Méndez, dijo que “se tienen que implementar una serie de estrategias que permitan dar tranquilidad a las familias y que sepan que están en la institución que tiene más dispositivos de seguridad”.