Tlapacoyan, Ver.- En una casa de Big Brother se ha convertido el actual asilo de ancianos María Auxiliadora, luego de que personas desconocidas realizaron la instalación de cámaras de videovigilancia, en cada una de las habitaciones de los adultos mayores.

Ante esto, los abuelitos lamentan que están siendo grabados en cada cuarto, violentando su privacidad, ya que en ocasiones las femeninas de edad avanzada se cambian en dichos espacios, lo que ahora se verán restringidas a realizar algunas acciones hacia su persona, ante la colocación de las cámaras.

De este modo, las féminas que permanecen en el asilo son quienes han alzado la voz expresando su inconformidad, debido a la colocación de las cámaras, pues de la noche a la mañana fueron instaladas en exterior e interior, así como en los dormitorios.

Hasta el momento, se desconocen los motivos que llevaron al presidente del patronato a realizar dichas acciones, donde los abuelitos se dicen estar vigilados por las cámaras, violentando la privacidad de los adultos mayores.

Es de señalar que tras este panorama, personas altruistas que de manera constante acudían a realizar la ayuda a los abuelitos, lamentan que se estén realizando estas acciones en contra de los albergados, por lo que podrían dejar de visitar a los viejitos y llevarles apoyos, ya que serán grabados y vigilados por desconocidos, desde un dispositivo.

Es urgente y necesario que las autoridades competentes del estado tomen cartas en el tema, ya que las cámaras, se desconoce cuál sea la finalidad por la que fueron instaladas en las habitaciones y sobre quién las monitorea, acciones que violentan la privacidad de los abuelitos del asilo.

Por Miguel A. González Rojas

¿Usted qué opina?: