Álamo, Ver.- Amparados en la oscuridad de la noche, amantes de lo ajeno asestaron un golpe en la clínica de salud de la localidad Chapopote de Núñez; el agente municipal del lugar, Salomón Martínez Sosa, fue quien solicitó el apoyo de la Policía para realizar las indagatorias correspondientes.

Fue a la mañana siguiente del atraco cuando el personal de la clínica se percató de que las chapas de las puertas habían sido forzadas y al ingresar al interior del inmueble notaron que el o los ladrones habían sustraído un televisor y una impresora.

El agente municipal, así como la doctora Guadalupe Zárate Trujillo, responsable del centro de salud, demandaron mayor vigilancia en la zona ya que está muy deshabitada.

Por Alberto Lee

¿Usted qué opina?: