Boca del Río, Ver.- El presidente del Colegio Nacional de Abogados Penalistas, Jorge Reyes Peralta, celebró que el Congreso del Estado haya aprobado la iniciativa para remover y designar al fiscal general, y aunque Jorge Winckler Ortiz deje su cargo, las denuncias y solicitudes de juicio político deben seguir.

Afirmó que las declaraciones del actual fiscal son un reto al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, lo cual indica que está rebasando sus funciones.

“Como órgano autónomo la Fiscalía siente que es un cuarto poder y reta a los demás poderes constituidos del estado y esto no se puede permitir”, dijo.

Consideró que con la salida de Winckler Ortiz deben proceder las denuncias interpuestas al mismo fiscal y al exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, porque actualmente está siendo juez y parte.

Por Emmanuel Calzada

¿Usted qué opina?: