Ciudad de México.- El programa de austeridad que el próximo gobierno federal podría implementar sería contraproducente, de acuerdo con un estudio hecho por 17 académicos, funcionarios y exfuncionarios.

A través del documento se le exhorta a la administración que arrancará el 1 de diciembre a que no recorte plazas ni reduzca salarios o cancele prestaciones. En este último caso, hizo hincapié en que eliminar el seguro de gastos médicos mayores provocaría que casi 100 mil personas tuvieran que pagar consultas especializadas.

“El ISSSTE requerirá de un mayor presupuesto para atender la demanda de los servicios de salud”, puntualiza el texto, que fija en cuatro mil 80 millones de pesos el impacto en los egresos del organismo de salud.

¿Usted qué opina?: