Para que Pemex pueda pagar su deuda, el gobierno federal destinará 100 mil millones de pesos, dio a conocer el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa.

Este dinero, explicó, será tomado del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios y será únicamente este año, con la intención de que pueda ser refinanciada la deuda que Pemex tiene de seis mil 800 millones de dólares.

“Básicamente lo que queremos hacer es permitir a Pemex no ir al mercado si no quieren ir al mercado y simplemente eliminar parte de su deuda. Básicamente es lo que estamos haciendo. Y sólo por esta ocasión, sólo por este año. Después ese es su problema”, precisó Urzúa.