Río de Janeiro, Brasil.- El presidente brasileño Jair Bolsonaro calificó de terrorismo los disturbios que desde el 2 de enero envuelven al estado de Ceara como consecuencia del endurecimiento en las condiciones de detención para impedir que los líderes criminales continúen dirigiendo desde la prisión.

“Incendiar o hacer explotar bienes públicos o privados, deben ser tipificados como TERRORISMO”, aseguró en sus redes sociales.

La violencia, que comenzó un día después de que el ultraconservador exmilitar asumiera el Ejecutivo de Brasil, ha causado ya por lo menos 200 ataques en 43 ciudades de Ceara; la medida de Bolsonaro ha sido el despliegue de la Guardia Nacional.

Y es que hace una semana llegaron a ese estado 300 agentes de este cuerpo especial que patrullan las calles, lo que ha mermado un poco los ataques pero no ha conseguido cesarlos, así que 200 efectivos se sumaron tan sólo un par de días después.

¿Usted qué opina?: