San Pedro de Jujuy, Argentina.-  Con engaños, un hombre de 60 años logró que una niña de 12 años que se encontraba jugando en el patio de su casa lo acompañara a su propio domicilio donde ultrajó a la pequeña y amenazó con matarla a ella y a toda su familia si lo denunciaba. Su abominable delito surgió a la luz 60 días después cuando la pequeña se quejó de dolores abdominales y al ser conducida al médico se descubrió que estaba embarazada.

La madre de la víctima presentó la denuncia, tras la cual se emitió una orden de detención que fue cumplida por el fiscal José Alfredo Blanco antes que de que el depravado sujeto fuera linchado por los vecinos de la localidad, indignados luego de trascender la noticia de la violación.

Los estudios practicados a la menor determinaron que se encontraba en un embarazo de 60 días. Ahora, la niña está ingresada en la sala de pediatría de un hospital de la capital jujeña y sus padres pedirán la autorización a la Justicia para que apruebe que la menor de edad aborte.