Ciudad de México.- La traición, la corrupción y la hipocresía, a decir del expresidente panista Felipe Calderón, son la esencia de Marko Cortés, quien busca la dirigencia nacional del blaquiazul.

El exmandatario respondió un tuit en el que Cortés apelaba a un cambio en el timón para recuperar los principios y la democracia dentro del PAN. No pasó mucho tiempo cuando Calderón refutó que esto no lo lograría quien “ya traicionó al propio excandidato presidencial panista, Ricardo Anaya”.

“Bienvenida siempre la crítica, pero no la descalificación de personas, quien descalifica se descalifica a sí mismo. Por cierto, contrario a los principios del PAN es que como Presidente usaras el poder para intervenir en el PAN”, regresó el golpe Cortés a través de la misma red.

¿Usted qué opina?: