París, Francia.- Ingresos “decentes” es el reclamo de los agricultores de Francia que hace seis días salieron a las calles de París montados en más de mil tractores y protestaron contra las condiciones que consideran injustas, como la competencia desleal y los acuerdos que se realizan con grupos como Mercosur o Canadá.

“Agribashing”, así han bautizado los campesinos a la práctica de la que se dicen víctimas de parte de las autoridades y de los ecologistas que los critican por los pesticidas que utilizan en las tierras o el mal trato que dan a los animales considerados de granja y aseguran que son estigmatizados y denigrados.

Laura, una de las manifestantes del 27 de noviembre declaró: “Intentamos hacer muchas cosas a nivel técnico para tener una agricultura duradera, pero el problema es que a medida que avanza el tiempo nos van poniendo más trabas y es complicado resistir”.

A unos días de que comiencen los cabildeos que cada año realizan los productores y los distribuidores para fijar los precios anuales, los manifestantes esperan que sus compradores no intenten defraudarles ofreciendo un pago menor al costo y anhelan obtener un precio más justo.