Coatzacoalcos.- José Smith Biragui, quien fue Inspector de la Policía de Papantla y Coordinador de la Policía Intermunicipal de Poza Rica, fue detenido por desaparición forzada.

Con él, ya están tras las rejas otros cinco uniformados que estarían involucrados en este tipo de presuntas ejecuciones extrajudiciales, trascendió en los medios informativos del sur de la entidad veracruzana.

Smith Biragui, fue detenido por elementos de Policía Ministerial del Estado, pues se le acusa de formar parte de un equipo policíaco de élite de la Policía Estatal, que “levantó” a varios jóvenes el 25 de septiembre del 2015, en Coatzacoalcos.

Está implicado en la denuncia por la desaparición del hijo de la activista Belén González Medrano, Jacob Vicente Jiménez González, quien fue secuestrado, con otros jóvenes, en un retén en Lomas de Barrillas.

Junto a Smith Biragui ya son cinco los elementos de alto rango dentro de la Policía Estatal de Veracruz, que terminan en la cárcel por el presunto delito de desaparición forzada.

Uno de los últimos detenidos es Raúl Ricaño, quien era comandante de la Policía Municipal de Juan Rodríguez Clara y que fue apresado este domingo cuando salía de un hospital en Acayucan.