Ciudad de México.- El Instituto Nacional de Migración (INM) ha cesado a más de 350 empleados por incurrir en diversas irregularidades, como actos de corrupción.

También por desviación del servicio e incumplimiento de los exámenes de confianza, dio a conocer el comisionado de esa dependencia, Tonatiuh Guillén López.

Luego de decir que la limpia va en serio, el funcionario dijo que hubo detección oportuna de delitos: “incluso en aeropuertos y en otros lugares, ha habido situaciones de corrupción que, cuando han sido identificadas, han sido combatidas de inmediato. Añadió que  hay varios casos de ex funcionarios en proceso penal, aunque se reservó la información porque las indagatorias están en curso.

Ejemplificó que el cierre de las estaciones migratorias en Morelia, Acapulco, Nogales, Tuxpan y Reynosa, por carecer de las condiciones mínimas como albergue y provisión de servicios, es muestra de la nueva política migratoria del Gobierno de México, comprometida con el respeto a los derechos humanos de las personas extranjeras que transitan por el país.

¿Usted qué opina?: