Poza Rica, Ver.- En menos de un mes se ha cesado a tres jefes de servicio por el presunto delito de corrupción, esto en la comandancia del Ipax, en esta ciudad.

Los elementos están bajo investigación, siguiendo un reglamento interno de supervisión y control, se levantan las actas administrativas y de esa forma se inicia la carpeta y se turna a la ciudad de Xalapa.

Es un constante proceso de depuración, confirmó el comandante Isidro Jiménez Gómez, esto, con la finalidad de fortalecer el trabajo y dignificación del personal en este municipio.

Las acciones tienen como objetivo depurar a quienes son o han sido malos elementos, basados en el reglamento que les corresponde, este proceso es de manera interna en la corporación.

“Se busca que trabajen responsablemente y no a querer explotar a los elementos que forman parte de esta importante corporación policiaca, y los malos elementos unos se fueron voluntariamente y otros al verse descubiertos no les quedó más que aceptar la baja”, señaló.

Por otra parte, en materia de género, aseguró que “anteriormente existió un abuso de género, uno de los problemas que de manera anónima me hablaron y señalaron mis compañeros policías que había sobornos económicamente, subestimaban a las mujeres para darles unos mejores servicios y de esa manera obtener un beneficio”, detalló el comandante del Ipax.

Finalmente, informó que actualmente cuentan con 80 mujeres en el área operativa y administrativa, en global mixto 351 elementos en la institución.