Nueva York, EE. UU.- El “infierno” que ha vivido Lucero Sánchez durante su detención en Estados Unidos ha motivado que su abogada Heather Shaner solicite que salga bajo fianza.

El argumento es que la “Chapodiputada” sufrió un “calvario emocional” al testificar en el juicio contra el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El trato en la prisión donde estuvo por dos semanas, según la letrada, fue inexplicable ya que en ocasiones estuvo bajo “régimen de aislamiento sin ninguna explicación” y permaneció sin luz por una falla eléctrica en el penal.

Recalcó que vive un “infierno” en la cárcel neoyorquina y por ello es mejor que esté libre al menos hasta que la condenen por el delito de narcotráfico.