El Vaticano.- ¡Liberaos de la de dependencia del móvil! ¡Por favor!”, clamó Francisco, durante su discurso a los estudiantes del instituto público Ennio Quirino Visconti.

“Los teléfonos móviles son un gran progreso, y son de gran ayuda, y hay que usarlos, pero que si uno se convierte en esclavo del teléfono pierde su libertad”, advirtió.

Francisco también instó a los estudiantes a luchar contra el acoso escolar que es como “una guerra” y aseguró que le duele saber que en muchos colegios existe este fenómeno.

Asimismo, les pidió que no tuvieran miedo “de las diversidades” y recordó que “el diálogo entre las diferentes culturas enriquece un país, enriquece la Patria, y nos hace mirar hacia una tierra de todos y no sólo para algunos”.