Álamo, Ver.- En las instalaciones del mercado “Miguel Hidalgo”, ubicado en la zona centro de la ciudad y siendo el centro de abastos de alimentos para la población, se han tomado medidas de higiene y control de entrada y salida de personas, debido a los dos casos de COVID-19 que se tienen registrados en el municipio.

Bajo el mando de Pablo Vargas Don Diego, el presidente de los locatarios, han tomado la decisión de adoptar otras medidas sanitarias, a fin de que las personas que ingresan puedan hacerlo de manera confiable y con la seguridad de que se implementan acciones de higiene en beneficio de los consumidores.

Para poder tener un control de la gente que entra y sale, se está dando gel antibacterial y se habilitaron algunas entradas para una mejor higiene de las personas.

Por Eloísa Guerrero