Tlajomulco, Jal.- Tras cinco años de operar irregularmente, finalmente fue clausurado el corralón del Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS), que no contaba con licencia desde 2013.

“Carece de dictamen favorable de la dirección de gestión ambiental, así como de dictamen de Protección civil y falta de permiso de padrón y licencias, son las tres faltas en las que incurren”, detalló el director general de Inspección y Vigilancia de Tlajomulco, Alejandro Ortiz.

Enfatizó que el macropatio permanecerá cerrado hasta que regularice los permisos, que debió refrendar hace años y que omitió a pesar de haber recibido sanciones. Incluso, hace 15 días, se apercibió a los encargados para que “se acercaran y actualizaran su estatus con el gobierno”, según dijo el presidente municipal Salvador Zamora.

“Tendrá que tener todos sus parámetros legales y estar dentro del ordenamiento municipal para que tenga su licencia de operación”, hizo hincapié el alcalde, quien remarcó que debe operar igual que lo hacen los corralones privados.

¿Usted qué opina?: