Boca del Río, Ver. - El alcalde de Alvarado, Bogar Ruiz Rosas, hizo un llamado a las autoridades estatales y federales para poner en marcha un programa emergente de manejo de residuos sólidos, luego de que este día fuera clausurado por parte de la Procuraduría del Medio Ambiente (PMA) el basurero de la comunidad de Antón Lizardo.

En ese sentido, se pronunció a favor de que las autoridades responsables actúen en completo apego a la legalidad.

Sin embargo, dijo que es necesario que muestren sensibilidad ante el problema que genera el cierre definitivo de dicho depósito, sin ofrecer alternativas para los habitantes de la localidad.

Por ello, insistió en la necesidad de que se organice un plan en el que participen autoridades federales estatales y municipales, así como representantes del Poder Legislativo para dar una solución a esta problemática, pero sin afectar a la ciudadanía.

Recordó que Antón Lizardo, una de las comunidades más grandes del municipio, tiene una vocación netamente turística, por lo que clausurar el basurero podría generar afectaciones y malestar entre los visitantes, y los lugareños podrían ver mermados sus ingresos derivados de la prestación de servicios turísticos.

Por Andrés Salomón