Washington, DC.- Cinco personas muertas, casas inundadas, techos arrancados, árboles desprendidos y más de medio millón de personas sin electricidad es el saldo inicial del huracán Florence a su paso por la costa este de Estados Unidos, reveló la policía de Wilmington, en Carolina del Norte.

 “Una mujer y su bebé murieron cuando un árbol cayó sobre su casa. El padre quedó herido y está hospitalizado”, fue el primer reporte mortal. El ciclón tocó tierra a primera hora de este viernes en Wrightsville Beach, a escasos kilómetros de Wilmington, que desde la madrugada sufrió los embates del viento y las poderosas lluvias.

Se espera que el ciclón, que se debilitó hasta llegar a la categoría 1 sobre 5  y que posteriormente fue rebajado a tormenta tropical, atraviese las dos Carolinas a lo largo del fin de semana. Los meteorólogos prevén “inundaciones catastróficas” y desbordamientos del agua de los ríos en un territorio con numerosas marismas y pantanos

¿Usted qué opina?: