Ciudad de México.- A un año del ataque de un helicóptero de la Marina a una familia en Nuevo Laredo, la CNDH concluye que esto fue ilegal y violatorio a los derechos humanos.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una recomendación a la Secretaría de Marina por los hechos ocurridos el 25 de marzo de 2018, donde una mujer y sus dos hijas de cuatro y seis años perecieron.

Los disparos realizados por marinos se dirigieron hacia vehículos y personas que no representaban riesgo o peligro para el personal naval, que empleó una ametralladora que tiene la capacidad de disparar 3 mil proyectiles por minuto, explica la  CNDH.

El automóvil tenía 38 orificios producidos por proyectil de arma de fuego, con trayectoria de arriba hacia abajo, de izquierda a derecha y de afuera hacia dentro del vehículo, lo que coincide con los testimonios de los sobrevivientes de que la agresión provino desde el helicóptero.

Así, los marinos incurrieron en violaciones a los derechos humanos a la vida (en agravio de tres víctimas), a la integridad personal y a la seguridad jurídica (en agravio de los seis miembros de la familia), por el uso arbitrario de fuerza letal y la omisión de brindarles auxilio y adoptar medidas de protección, determinó la Comisión.

¿Usted qué opina?: